Sangrado Libre: Entrevista a Celia de @freetheregla

Celia es la creadora de la cuenta de Instagram @freetheregla, donde comparte su experiencia y sus reflexiones en torno al sangrado libre.

Con el objetivo de seguir generando conocimiento colectivo en torno al ciclo menstrual y al sangrado libre, pensé en hacerle una entrevista para el blog de Revolución Menstrual a la cual Celia acepto enseguida.

Para realizar la entrevista lancé la propuesta en Instagram de que participarais compartiendo vuestras propias preguntas.

Así que aquí está el resultado de la mezcla entre lo que preguntastéis y de lo que nos cuenta Celia sobre su experiencia.

Espero que lo disfrutes tanto como lo he disfrutado yo y que te sea útil en tu camino menstruante.

Hola Celia! Cuéntanos un poco sobre ti… ¿a qué dedicas tu tiempo?

Mi nombre es Celia, tengo 26 años y estudié Humanidades en Barcelona. Luego me fui a París a estudiar un máster de Historia del Arte. Volví el año pasado para iniciar los estudios de doctorado gracias a una beca. Es importante decir que no tengo estudios relacionados con el ciclo menstrual por lo que no doy “consejos” sobre el ciclo.

  • Entonces, ¿cómo nació “Free the regla”?

Un día (hace como un año y medio) descubrí el sangrado libre y fue como una revelación, no sabía que era posible: se lo conté a todo el mundo. Cuando ya no me quedaba gente para contarlo, algunas amigas me dijeron: “¿por qué no te abres una cuenta de Instagram?”

Y un día de golpe, me inspiré, hice los dibujos y abrí la cuenta (creo que estaba en preovulatoria). La verdad que fue muy bien y desde el primer momento se fué sumando gente.

  • ¿Cómo recuerdas tu primera menstruación?

Me acuerdo de que fue en el patio de la escuela, con una amiga hablando y de golpe pensé “me he hecho pis” porque noté muy mojado. Creo que tenía 11 años y ya sabía que era menstruación, no recuerdo asustarme ni pensar “¿que es eso?”

La enfermera del colegio me dió una compresa y me dijo que luego en casa le contara a mi madre o a alguien de mi familia.

No recuerdo mucho más, en todo caso, la menstruación en mi casa siempre ha sido algo muy positivo. Mi madre me ha transmitido mucho el observar mi cuerpo, el conocerme...Y yo creo que todo esto influye en cómo te transmiten la menstruación y como se puede hablar de ella.

sangradolibre
  • Y ahora, ¿cómo vives tu ciclo menstrual?

Ahora estoy conociendo más sobre el ciclo menstrual gracias al sangrado libre. Antes usaba la copa y ya me creía muy “avanzada”, les decía a mis amigas que no la usaban que era la revolución del momento. Antes no es que tuviera una conciencia de la ciclicidad ni una curiosidad muy grande. Ha sido más a raíz del sangrado libre y del instagram cuando me he empezado a informar sobre el ciclo, es una de las cosas que más me motivan para leer en mi tiempo libre. Ahora estoy escribiendo un diario menstrual y hace poco he empezado tomarme la temperatura basal.

  • ¿Crees que el ciclo menstrual sigue siendo un “tabú”?

Claro, totalmente. A veces cuando cuento lo del sangrado libre me dicen “no puede ser, no es posible”. Tanto personas mayores como de mi edad, respuestas que tienen el “no” de entrada, nadie me ha dicho “que sucio o que asco”. Entonces es como: “te lo estoy diciendo yo que lo vivo desde hace más de un año”. Es la sensación como de tener que convencer un poco a la gente. Esto indica el nivel de desconocimiento (me incluyo a mi misma) que ni siquiera sabíamos que es posible menstruar sin usar ningún método de recogida del sangrado. Así que pienso que sí, que existe el tabú, para eso también abrí la cuenta, para hablar del tema y discutir sobre todo esto.

INICIOS EN EL SANGRADO LIBRE…

  • ¿Cómo empezaste en el sangrado libre?

En el sangrado libre empecé de golpe, estaba a punto de tomar el coche, me vino la regla justo antes y fue un momento un poco de estrés: “ostras, tengo la copa menstrual en el maletero”, y pensé “bueno, voy a dejarlo que fluya y luego ya veré”. Entonces llegué y fui corriendo al baño, y vi que había aguantado. No sabía si a lo mejor era porque me acababa de venir y tenía poca...

A partir de ahí me propuse en las siguientes menstruaciones ir viendo qué pasaba. Las siguientes veces me quedaba en casa y veía que podía ir al baño a expulsar. Era un proceso de asombro “wow, mi cuerpo sabe hacer esto y yo no lo sabía”.

Entonces me puse a buscar como se llamaba este proceso, en esa época estaba viviendo en París y en francés tiene un nombre super raro, traducido se llama ”flujo instintivo libre”, y empecé a leer sobre el tema para ver si había gente que también lo hacía.

La mayoría de las cosas que leía no me satisfacían mucho, algunos artículos me interesaban pero sentía que no los podía compartir con todas las amigas, sobre todo con las que no les va nada el tema porque eran blogs muy espirituales. Sentía que compartiéndolo desde esas voces iban a “rechazarlo”.

Además no me acababa de sentir identificada, otro motivo también de crear la cuenta de instagram. Por eso también me hizo tanta ilusión el artículo de Anna Salvia Rivera o el que compartiste tú (“Sangrado Libre: ¿qué es, cómo funciona y cómo empezar a practicarlo?”), pensé “que bien, por fin algo que pueda entender todo el mundo”.

  • ¿Cómo has aprendido?, ¿Cuánto tiempo llevas practicando el sangrado libre?

A partir de ese primer momento y esas primeras experiencias (algo más de año y medio), empecé a poner consciencia a cada ciclo, después del primero quedándome en casa, al siguiente ciclo fui a tomar un café fuera y vi que podía, luego fui al centro que implicaba coger el metro y caminar más, llegué a casa y todo bien.

Hasta que me tocó una situación súper agitada, un día después de una boda donde tuve que ayudar a recoger, cogí dos trenes… un día sin parar. No me esperaba poder también hacerlo en estas situaciones de estrés. También estaba en un ambiente de confianza, no me importaba mancharme y eso es importante, estar tranquila con la gente de tu alrededor.

Entonces pensé “puedo hacerlo cuando sea”. Y ahí fue cuando deje de usar la copa menstrual en junio de 2017. Entonces me ha pasado de todo: me ha venido en aeropuertos, en aviones, la playa…Si puedo, me quedo en casa, pero también me va bien en otros contextos.

sangradolibre
  • ¿ Que ha significado para ti el “Sangrado Libre”?

Para mi ha sido algo muy bonito, a veces cuesta hasta explicarlo. Empoderamiento, pero también algo precioso: tenemos un cuerpo que sabe hacer muchas más cosas de lo que nunca le hemos permitido. Ha sido una sensación enorme de poder y de libertad. Sobre todo en esas situaciones en las que estás fuera de casa, con gente, es una sensación de decir “wow, estoy menstruando y estoy sintiendo en cada momento lo que mi cuerpo necesita y lo que necesito yo también en otros ámbitos, profesionalmente…”

Nunca había vivido la menstruación de manera tan consciente, ha sido un “darle voz”. He aprendido muchísimo.

Me fijo mucho en mi sangre: los colores, si cae a cuenta gotas, si es más ligera o más abundante, más espesa o más líquida. Con la copa tienes la sensación de que todo el tiempo es lo mismo, la sacas y ya está. Con el sangrado libre sé como va cambiando la cantidad y el color de la sangre en función del momento del día y del momento de la fase.

Tenemos un cuerpo que sabe hacer muchas más cosas de lo que nunca le hemos permitido
— Celia (@freetheregla)

CÓMO PRACTICAR EL SANGRADO LIBRE

  • ¿Crees que cualquier persona puede practicar sangrado libre?

Yo creo que si. Pero yo nunca he tenido un parto vaginal, ni ninguna experiencia similar. Entonces entiendo también que las diferentes situaciones de cada persona pueden conllevar que tengas que trabajar antes de alguna manera con tu cuerpo, fortaleciendo o reconectando con alguna parte, etc… Cada unx tiene que ver el estado de su suelo pélvico, su vagina... Lo que sí pienso es que si se nos enseña desde pequeñxs a hacerlo no veo motivo por el que no todxs puedan aprender a practicarlo.

  • ¿Qué claves prácticas les recomiendas a las personas que quieren empezar a practicar sangrado libre?

Lo primero que diría sería: relax, antes de empezar a contener, aprender a relajar e identificar las sensaciones. Se me da mal explicarlo técnicamente porque muchas cosas las hago sin darme cuenta, no siento que haga un esfuerzo enorme. Y yo creo que puede ayudar el relax y el confiar en tu cuerpo a ver que pasa.

Creo que el suelo pélvico tiene que estar tonificado. Una manera de comprobarlo es introducir un dedo en la vagina e intentar atraparlo. Si se cierra bien, normalmente significa que está tonificado. Insisto no soy sexologx, ni nada de eso. Si tienes dudas hay profesionales que te pueden orientar.  Lo que digo, sería un consejo de amigx a amigx. A mi me ayudó mucho hacer danza del vientre durante 7 años. Otra idea puede ser experimentar cuando estás en la ducha y que cada unx poco a poco vaya encontrando esos momentos.

  • ¿Y para empezar a practicar fuera de casa?

Para empezar fuera de casa yo fui poco a poco. La primera vez puedes coger un café a 5 min de casa y ponerte ropa cómoda. O llamar a una amiga e ir a su casa y aprovechas el trayecto en metro, bus o andando. Sobre todo, lo importante es sentirte cómoda. Y si no te apetece salir de casa, pues no salgas y ya está.

  • ¿Cómo se puede controlar el sangrado, se retiene como el pis? ¿Que sientes o cómo notas que la sangre menstrual baja?

Yo lo que creo que hago es cerrar la parte inferior de la vagina y cuando voy al baño abro, sin hacer esfuerzo. A veces siento que estoy muy llena, que hay mucha sangre y voy al baño. Es difícil de explicar porque es una sensación.

Pero creo que hay gente que no lo hace así, en vez de retener la sangre, siente un cosquilleo cuando baja la sangre y entonces van al baño.

En mi caso siento que lo que hago es retenerlo, y que me avisa cuando hay bastante dentro. Y si no hay bastante y me apetece voy al baño igual.

  • ¿Cada cuanto tiempo sueles expulsar la sangre?

Cada cuánto vacío la sangre depende del dia y de la disponibilidad que tenga, cuando estoy en casa voy mucho más a menudo. He llegado a estar yo creo que 3-4 horas sin ir al baño. No recomiendo aguantar a tope. Si he aguantado ha sido porque no podía ir antes o no me apetecía.

Un día fui a vaciar a las 7 y hasta las 11 al volver de la biblioteca no volví a ir. No es un “aguantar por aguantar”, no quiero transmitir eso. Lo que sí puedo decir es que con el sangrado libre tengo autonomía como si llevara la copa menstrual.

Depende mucho de cada ciclo. Hoy he estado yendo bastante, hay veces que cada hora, hay veces que cada tres. Esta noche me he despertado a las 5’30h para vaciar normalmente por la noche me despierto una sola vez y cuando tengo poco flujo no me despierto.

  • ¿Alguna vez manchas o has manchado la ropa interior o alguna silla o sofá? ¿Al principio te has ayudado de salvaslip o bragas absorbentes, por ejemplo?

Si, la ropa interior. Silla o sofá no he llegado a manchar. Son manchas como cuando tienes la copa y tienes pérdidas. A veces como una gotita. O he estornudado y no he apretado antes el suelo pélvico y sale.

Al principio no me acuerdo si usaba salvaslip, creo que no. En algunas ocasiones, como en reuniones, he usado salvaslips. Deje de usarlos porque cuando me los ponía machaba y cuando no llevaba nada, no. Pensé que cuando mi cuerpo sabe que puede manchar, inconscientemente mancha. Cuando no uso nada no mancho, asi que decidí dejar de usar.

Lo hago por decisión propia, no se trata de ser “masoca”, yo creo que se trata de hacernos la vida fácil y estar cómodxs. Mi decisión de practicar el sangrado libre es precisamente porque me facilita la vida. Pero no creo que sea incompatible practicar el sangrado libre con utilizar algún complemento. Ahora por ejemplo voy a empezar a dar clases, entonces me he comprado dos Cocoro (bragas absorbentes para la menstruación) para ir más tranquila.

  • ¿Cuando vas al baño a expulsar te lavas o utilizas toallitas?

Cuando voy al baño me limpio con papel higiénico, no me gusta la idea de las toallitas. Lo que si hago en casa es limpiarme con una toalla de mano de las pequeñas. Además, puedes ver parte de tu sangre y me parece más agradable y respetuoso.

(*Añado: las toallitas húmedas, los jabones íntimos y el jabón general son muy perjudiciales para la vulva, alteran el Ph y la flora bacteriana. La opción que comenta Celia es genial. En la ducha: bien de agua por todos los recovecos de la vulva es más que suficiente.)

  • ¿Que piensan las personas de tu alrededor sobre el sangrado libe?

Las personas de mi entorno cuando se lo conté me dijeron: “¡que fuerte, que guay!”. Es muy bonito, porque te dan ganas de que venga la menstruación y en la sociedad en la que vivimos eso es... En Instagram me envían mensajes en plan así: “quiero que me venga ya para probar” y eso es muy chulo. Tanto a mis amigas como a mis amigos, les cuento para que se lo cuenten a sus hermanxs, a sus hijxs...

sangradolibre

QUE LE DIRÍAS A…

  • Para terminar, ¿qué le dirías a las personas que quieren comenzar a practicar el sangrado libre?

Lo primero que diría es: cero presiones. Lo último que me gustaría que el sangrado libre se convirtiera en otra presión para las mujeres. No es lo mismo lo que siento ahora como lo que sentía al principio, es algo progresivo, además como menstruamos una vez al mes durante 5 o 6 días, esto hace que el proceso pueda ser “lento”.

En artículos he leído “se tarda 6 meses en conseguirlo”, bueno eso son sólo 6 menstruaciones. Yo tarde 3-4 menstruaciones porque estaba haciendo el máster y podía estudiar en casa cuando quería. Entiendo que si alguien trabaja en una oficina pues puede ser más complicado ponerlo en práctica. Solo saber que existe como opción ya es genial, a mi me habría gustado saberlo mucho antes.  

En mi historias destacadas de Instagram he creado un pequeño “manual” para las personas que quieren empezar. Lo que más destaco es que se concentren en sus sensaciones, en escuchar a su cuerpo.

Suena abstracto pero se concreta en: ¿estoy hinchada?, ¿cuando suelto que siento?, ¿cuando me vacío la copa que siento?, ¿me ha cambiado el cuerpo?…

Aprender el propio lenguaje del cuerpo.

También hacer ejercicios de suelo pélvico, yoga, los ejercicios de kegel o consultar con unx especialista.

Solo con poner conciencia hay muchas personas que me dicen “lo estoy consiguiendo y no me daba ni cuenta”.

  • Y… ¿qué le dirías a las personas que no creen que sea posible el  “sangrado libre” o que es una “tontería” o una “guarrada”?

Yo les diría: nunca me he sentido tan limpia como cuando tengo la menstruación.

Realmente puedo dormir desnuda, sin ropa interior y no mancho la cama ni me mancho a mi.

No quiero que se convierta en una campaña “antimanchas” pero físicamente hay sensación de limpieza, que es brutal, y de libertad.

Solo el hecho de probarlo un día y ver que sientes yo creo que ya merece la pena, y eso, sobre todo: sin frustrarse nunca.

¡GRACIAS CELIA POR COMPARTIR TU EXPERIENCIA!

Y tú que nos lees, cuéntame: ¿que te ha parecido?, ¿tienes alguna pregunta pendiente?

Escríbela en los comentarios y si te ha gustado, comparte!


ÚNETE A LA REVOLUCIÓN MENSTRUAL:

SÍGUEME EN FACEBOOK, INSTAGRAM O TWITTER